CONOCIENDO el TDA-H para COMPRENDERLES MEJOR

 Durante todos estos años ha habido un grandísimo número de casos mal diagnosticados de TDAH. Hay que tener especial cuidado con los síntomas que presentan los niños, ya que cada niño es un mundo, y aunque la base del trastorno sea igual para todos, cada niño es diferente, y como tal, lo expresa de diferente manera.

Además, existen 3 subtipos:

  • INATENTO
  • HIPERACTIVO – IMPULSIVO 
  • COMBINADO

Presenta tanto Déficit de Atención como Hiperactividad e impulsividad.

¿Qué es el TDA-H?

Es un trastorno del desarrollo que se caracteriza por niveles de falta de atención, hiperactividad, impulsividad inapropiados desde el punto de vista evolutivo. Estos síntomas se inician en la primera infancia, y son de naturaleza relativamente crónica y no se pueden  atribuir a alteraciones neurológicas, sensoriales, del lenguaje grave, a retraso mental o a trastornos emocionales importantes.

PERFIL INATENTO

Al no tener esa tendencia a interrumpir, es probable que se pasen por alto los síntomas. Es habitual que se les etiquete como perezosos, desmotivados e irresponsables, al no tener en cuenta la globalidad de los síntomas que representan el trastorno.

Pierden gran cantidad de información debido a las dificultades atencionales. En general, tienen un procesamiento de la información lento, condéficits en la memoria de trabajo y en la retención de información nueva, ocasionándole problemas en el aprendizaje. No son niños agresivos, por lo que no tienen problemas en establecer amistades.

tdah niños

PERFIL HIPERACTIVO – IMPULSIVO

El perfil hiperactivo-impulsivo, sin embargo, se muestra muy inquieto cuando debe permanecer sentado. En situaciones inadecuadas corre o trapa de manera excesiva. Como expresan muchas madres de niños hiperactivos, “es como si estuviera literalmente impulsado por un motor”.Continuamente está hablando, teniendo grandes dificultades en permanecer callado. En comparación, con la población del subtipo con déficit de atención, puede presentar más agresividad. Del mismo modo suelen tener mayores dificultades en establecer relaciones sociales debido a su carácter impulsivo.

Es importante que se trabajen bien los síntomas desde la infancia para que la ADOLESCENCIA no sea problemática y no termine siendo un fracaso escolar.

Estos niños suelen sentirse muy frustrados, ya que se les etiqueta rápidamente como “vagos”, “irresponsables”. Normalmente necesiten muchas más horas para estudiar que los demás, debido a sus dificultades para concentrarse, organizar la información y retenerla en su memoria. Esto mismo les hace sentir ansiosos y frustrados, porque se dan cuenta que no rinden pese a su esfuerzo.

Hay que ayudarles en el plano escolar, comportamental y emocional. Este ultimo, es básico para que pueda desarrollarse adecuadamente, ya que su autoestima, seguramente, está dañada debido a los fracasos acumulados y a las etiquetas que le han adjudicado injustamente. Lo más común es que nos encontremos con un niño que ha aprendido que ” no puede “ ante lo que le sucede, es lo que llamamos, INDEFENSIÓN APRENDIDA. Se esfuerzan en conseguir su objetivo, pero de nada le sirve, porque solo reciben fracasos y etiquetas impuestas. Poco a poco van creyendo que es una lucha imposible y que no depende de él.

Por lo que antes de que suceda esto, debemos AYUDARLES, y reforzarles positivamente por cada esfuerzo que veamos en ellos. Para él / ella supone mucho trabajo llegar a un 5 en un examen,así que…¡Refuérzale con un gran abrazo, unas buenas palabras, y felicítale por el gran trabajo!

Si comparamos las conductas de los niños inatentos con los hiperactivos-impulsivos, encontramos en común que a ambos les cuesta mantener la atención, seguir las rutinas y las órdenes o pautas de forma continuada y se diferencian por su impulsividad o precipitación.

 

Trastono de Déficit de Atención
  • Se distraen con facilidad con estímulos externos.
  • No logra fijar su atención en los detalles o cometes errores por descuido en el colegio, trabajo u otras actividades.
  • Tiene dificultades para mantener la atención en tareas o actividades de juego.
  • Parece no escuchar cuando se le habla directamente.
  • Deja a medias las tareas.
  • Tienen una gran dispersión mental y se distraen con facilidad.
  • No sigue las instrucciones de principio a fin.
  • No entienden del todo bien las normas.
  • Les cuesta entender las cosas de modo claro y rápido.
  • Dificultad para organizar las tareas y las actividades.
  • Cualquier tarea que implique mucha concentración les supone un gran esfuerzo, que no siempre son capaces de mantener hasta el final.
  • Es olvidadizo en las actividades diarias.

 

Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad
  • Mueve continuamente las manos, los pies y se retuerce en su asiento.
  • Tiene dificultad para mantenerse sentado en la silla y concentrarse en algo.
  • A menudo corretea o “trepa” en situaciones en las que debería permanecer sentado.
  • Tiene dificultad para jugar o participar calmadamente en actividades en su tiempo libre. A menudo “está en marcha” o actúa como si fuese empujado por un motor.
  • Normalmente es incapaz de acabar algo que le suponga un esfuerzo (a no ser que le motive especialmente).
  • A menudo habla excesivamente
  • A menudo contesta abruptamente antes de que hayan terminado las preguntas.
  • Tienden a interrumpir las conversaciones y los juegos de los otros. Impacientes.

 

Silvia González 

Psicóloga Infanto – Juvenil del departamento de Aprendizaje de la Clínica Begira

www.psicologasilviagonzalez.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>