DMAE

La DMAE es una enfermedad asociada al envejecimiento. A partir de los 65 años se estima que un 2% de la población padece esta patología y a partir de los 75 años crece exponencialmente. Hay cifras que hablan que un 14% de la población mayor de 85 años presenta la enfermedad. La degeneración macular es un trastorno ocular que destruye la visión central, lo cual dificulta la lectura y la visualización de detalles finos. En muchos casos puede aparecer de forma aguda y en otros de forma lentamente progresiva.

La degeneración macular por la edad (DME) es causada por daño a los vasos sanguíneos que irrigan la mácula. Este cambio en los vasos sanguíneos también daña dicha mácula.

Existen dos tipos de degeneración macular por la edad:

  • La DME seca ocurre cuando los vasos sanguíneos bajo la mácula se vuelven delgados y frágiles. Se forman pequeños depósitos amarillos, llamados engrosamientos localizados. Casi todas las personas con degeneración macular comienzan con la forma seca.
  • La DME húmeda ocurre sólo en alrededor del 10% de las personas con degeneración macular. Crecen nuevos vasos sanguíneos de manera anormal, abrupta y rápida dañando toda la mácula. Estos vasos dejan de capar sangre y líquido. Esta forma causa una pérdida de la visión muy aguda y rápida.

Algunos tipos de DMAE son susceptibles de tratamiento por lo que es muy importante la rapidez con la que el paciente consulte su problema.

El tratamiento de las formas húmedas consiste en la aplicación de un fármaco en la cavidad vítrea que consigue reabsorber el vaso sanguíneo causante de la lesión de la degeneración.