Coordinación oculomanual

La coordinación ojo mano (coordinación oculomanual) se puede definir como el nivel de sincronización entre el ojo y la mano.

De esta habilidad dependen un sin fin de actividades cotidianas. Sin ella seríamos incapaces de realizar tareas simples como cocinar, mover objetos, atarnos los cordones o enhebrar una aguja.

Una mala coordinación ojo-mano suele derivar en una grafía irregular, dificultad para mantenerse en la línea o respetar los márgenes, lentitud a la hora de escribir, mala sujeción del lápiz y bajas habilidades manuales.